El cobre y los sistemas de inyección electrónica de los autos

El cobre y los sistemas de inyección electrónica de los autos

Para lograr que los automóviles actuales contaminen menos, el primer paso es mejorar la forma en que consumen combustible.
La inyección de combustible tiene un papel central en ese consumo.
Y el cobre es uno de los metales clave en las aplicaciones electrónicas que hacen posible la inyección.

Reducir el nivel

Contaminar menos significa reducir el nivel de dióxido de carbono o CO2 que generan los derivados del petróleo como la nafta.
Asociado a ello se encuentra el menor consumo de nafta que, como ha podido comprobarse, se logra también con los motores a inyección.
Un estudio realizado por la Agencia Infratest NFO muestra que los sistemas de inyección directa dependen, en gran medida, de la calidad del control eléctrico.
Y estas aplicaciones están fabricadas, mayoritariamente, con cobre y sus aleaciones.

Acuerdo voluntario

La Unión Europea y la Asociación de Fabricantes Europeos de Automóviles –ACEA–  suscribieron un acuerdo voluntario en julio de 1998.
Por medio de él, se comprometían a reducir las emisiones de CO2 en el 2008, en los vehículos, un 25% con respecto al nivel de 1995 –140 g/km comparados con 186 g/km– y en un 35% en el 2012.
Hoy, gracias a los sistemas de inyección producidos con cobre, se está llegando a esas cifras.
El cobre es liviano, reciclable, maleable y un buen conductor de la electricidad y del calor. Por ello se lo emplea en las aplicaciones electrónicas que intervienen en los motores con inyección.

Fuentes

. “Cobre juega rol clave en autos del futuro”.

. “Más cobre, mejores autos”.

Esta entrada ha sido posteada a lunes, septiembre 19th, 2011 en 11:59 am y archivado enMinería en nuestra vida, Tecnología. Usted puede seguir este post por medio de RSS 2.0 feed. Usted puede dejar una respuesta, o trackback desde su propio sitio.

 

Dejar una respuesta

Usted debe estar logeado para ingresar un comentario.