El teléfono celular y su ciclo de vida.

Actualmente, más de 5000 millones de personas, se encuentran conectadas a servicios móviles. Es decir que el 64,5% de la población mundial utiliza un teléfono móvil.

Tener un teléfono celular se ha convertido en algo tan común como tener una línea telefónica tradicional en tu casa. Los teléfonos celulares se han convertido en una necesidad de la vida diaria.

Los usamos para llamar a casa cuando nos retrasamos, para hacer planes con amigos, para obtener instrucciones sobre cómo llegar a un lugar determinado, o para comprar bienes y servicios.

Pero, ¿alguna vez te has preguntado cómo se hacen los teléfonos celulares?

Como con cualquier producto, hacer un teléfono celular y sus componentes requiere de recursos naturales y energía.

Comprender el ciclo de vida de un producto puede ayudarnos a tomar decisiones informadas sobre los productos que usamos.

Para ayudar a reducir el efecto ambiental de utilizar un teléfono celular debemos:

• Conservar más tiempo el teléfono.
Selecciona un teléfono con las características que necesitas y el estilo que te guste para que lo puedas conservar más tiempo.

• Carga la batería correctamente.
Aumenta la duración de la vida útil de tu teléfono y la batería siguiendo las instrucciones del fabricante para cargar la batería.

• Vuelve a usar o reciclar el teléfono.
Encuentra maneras de volver a usar o reciclar tu teléfono y los accesorios cuando ya no los necesites.
Muchas compañías reciclan o vuelven a usar los teléfonos usados.

 

El ciclo de vida de un teléfono celular

Extracción de materiales

El teléfono celular está hecho de muchos materiales. En general, el auricular consiste de 40% de metales, 40% de plásticos y 20% de cerámica y materiales trazas.

• El tablero de circuitos, se ubica en el auricular, es el “cerebro” del teléfono celular porque controla todas sus funciones.

Los tableros de circuitos están hechos de materias primas extraídas de la naturaleza como cobre, oro, plomo, níquel, cinc, berilio, tántalo, coltan y otros materiales.
La fabricación de estos tableros requiere petróleo para el plástico, y arena y piedra caliza para la fibra de vidrio.

El teléfono celular y su ciclo de vida

• El indicador de cristal líquido (LCD) es una pantalla plana de baja potencia en el frente de tu teléfono que muestra información e imágenes. Se pone opaca cuando la corriente eléctrica pasa través de la misma. El contraste que hay entre las áreas opacas y las transparentes forman los caracteres visibles.

Varias sustancias cristalinas líquidas, tanto que ocurren en la naturaleza, como el mercurio, y otras artificiales, se usan para hacer las pantallas LCD. Estas pantallas también requieren el uso de vidrio o plástico.

• La batería recargable se usa para hacer funcionar el teléfono.

Los teléfonos celulares pueden usar varios tipos de baterías: níquel-metal hidruro (Ni-MH), litio-ion (Li-Ion), níquel-cadmio (Ni-Cd) o ácido de plomo.
Las baterías de Ni-MH y Ni-Cd contienen níquel, cobalto, cinc, cadmio y cobre.
Las baterías de Li-Ion usan óxido metálico de litio y materiales con base de carbón, todos materiales extraídos de la naturaleza.

Procesamiento de materiales.

La mayoría de las materias primas deben ser procesadas antes de que los fabricantes puedan utilizarlos para hacer sus productos.

En los teléfonos celulares, por ejemplo:

—El petróleo bruto se combina con gas natural y sustancias químicas en la planta procesadora para hacer el plástico;
—El cobre se extrae, se muele, se calienta y se trata con sustancias químicas y electricidad para aislar el metal puro que se usa en los tableros de circuitos y las baterías. Las piezas de cobre que se obtienen se envían al fabricante en donde se transformarán en alambres y hojas.

Fabricación.

Los plásticos y la fibra de vidrio se usan para hacer las formas básicas de los tableros de circuitos, los cuales se recubren con baño dorado después. Posteriormente se le agregan al tablero varios componentes electrónicos, se conectan con circuitos y alambres, hechos principalmente de cobre, que se sueldan al tablero y se aseguran con adhesivos y recubrimientos protectores.

Las pantallas LCD se fabrican colocando cristal líquido entre capas de vidrio o plástico.

Las Baterías consisten de dos piezas separadas, llamadas electrodos, hechos de dos metales diferentes. Una sustancia líquida, llamada electrolito, toca cada electrodo. Cuando se aplica una fuerza externa de electricidad como un tomacorriente, las reacciones químicas entre los electrodos y los electrolitos hacen que fluya una corriente eléctrica, lo que da a las baterías su “combustible” o energía.

Vida útil.

Puedes extender la vida de tu teléfono cuidándolo, protegiéndolo contra daños guardándolo en su estuche, evitando caídas y manteniéndolo alejado del calor o el frío extremos y fuera del agua y otros líquidos.

Los teléfonos celulares sólo se usan un promedio de 18 meses antes de reemplazarse, incluso si pueden funcionar por mucho más tiempo.

El uso de baterías recargables en los teléfonos celulares reduce la cantidad de desperdicios y toxicidad que crean las baterías regulares. Sigue las instrucciones del fabricante para cambiar las baterías para que puedas extender la vida útil de las mismas lo más posible.

Al terminar de usarlos.
Dona o recicla los teléfonos celulares cuando ya no los necesitas o quieres extender sus vidas útiles, y evita que terminen en la basura en donde pueden causar potencialmente problemas al medio ambiente.

Reuso
Muchas organizaciones, incluyendo las plantas de reciclado, las entidades caritativas y los fabricantes de productos electrónicos, aceptan teléfonos celulares que funcionen y se los ofrecen a las escuelas, las organizaciones comunitarias y a las personas quienes tienen necesidades. El reuso les ofrece a las personas que de otra manera no podrían costearlos, el acceso gratuito o a costo reducido a teléfonos nuevos y sus accesorios. Además, extiende la vida útil de un teléfono.

El teléfono celular y su ciclo de vida.

Reciclado
Las plantas de reciclaje electrónico están apareciendo por todas partes. Hoy, muchas tiendas, fabricantes y centros de reciclaje aceptan teléfonos celulares para reciclar. Aunque algunas plantas de reciclaje solamente aceptan embarques grandes, comunidades, escuelas o grupos pueden colaborar para recolectar teléfonos celulares usados para enviarlos a las plantas de reciclaje.
Algunas baterías recargables también pueden reciclarse, y varias tiendas minoristas y algunas comunidades han comenzado a recolectarlas. Cuando se reciclan baterías recargables, los materiales recuperados pueden usarse para hacer baterías nuevas y productos de acero inoxidable.

Fuentes:
EPA United States Environmental Protection Agency.
GSMA.

 

Esta entrada ha sido posteada a domingo, abril 1st, 2018 en 6:22 pm y archivado enTecnología. Usted puede seguir este post por medio de RSS 2.0 feed. Usted puede dejar una respuesta, o trackback desde su propio sitio.

 

Dejar una respuesta

Usted debe estar logeado para ingresar un comentario.