La pequeña llama nacida en Argentina

Argentina fue cuna de diversos inventos durante el siglo XX, entre ellos el Magiclick. Este dispositivo también necesitó de minerales para llegar a los hogares del mundo.

El magiclick es un producto inventado en Argentina por Hugo Kogan en 1963, mientras se desempeñaba como director del departamento de diseño de la empresa Aurora y debió su nombre a que encendía la llama con sólo pulsar un botón.

Para fabricarlo se empleaba plástico, cristales –que producían la chispa– y acero, situado en el lugar donde se generaba esa chispa.

Y es así que una vez más, por medio de la actividad minera llevada a cabo bajo rigurosas normas internacionales y con el máximo respeto por el medioambiente, la fusión del diseño y la funcionalidad fue posible para facilitar actividades cotidianas como es la cocina.

 

Fuente: Grandes inventos argentinos

Hugo Kogan, mucho más que Magiclick

Descubrimiento sorpresivo con minerales

Los hornos microondas, fabricados a partir de minerales como el hierro, aluminio y cobre, son muy populares en los hogares y comercios gastronómicos en todo el mundo de hace casi medio siglo.

Sin embargo, a diferencia de otros electrodomésticos, sus orígenes no provienen de la necesidad, sino de una mera casualidad.
En los años 40, el ingeniero estadounidense Percy Spencer se encontraba en la empresa Raytheon realizando investigaciones con un generador de rayos. Su objetivo era usarlo como radar.

Luego de trabajar unas horas en él, advirtió algo en la barra de chocolate que había llevado en el bolsillo de su saco: estaba derretida.
Para comprobar su presunción, el ingeniero colocó un huevo y semillas de maíz –del utilizado para hacer pochoclo o palomitas–, cerca del generador.

Al regresar al laboratorio, encontró que el huevo y las semillas estaban cocinados.
Los primeros hornos de microondas se fabricaron en 1947. Su gran tamaño impidió que resultaran populares: solo los compraron algunos restaurantes.

Recién en los años 70, con la reducción de sus dimensiones, el horno se alcanzó el consumo masivo.
En la actualidad, la gran mayoría de los hogares de clase media cuentan con un horno microondas. Estos han variado en forma, funcionalidad y estilo, y se adaptan a las distintas necesidades de sus usuarios.

Gracias a la minería realizada bajo normas internacionales y con el mayor cuidado por el medio ambiente, el hombre tiene a su disposición un electrodoméstico para facilitar y agilizar la preparación de sus alimentos.

 

Fuente: Descubrimiento del horno de microondas

Análisis de Objeto Técnico: El Horno de Microondas