Minerales por la movilidad

La silla de ruedas es una herramienta vital para la movilidad de millones de personas en todo el mundo. Aunque existen en sus formas más variadas, en su gran mayoría, el acero es un elemento vital para la fabricación de las mismas.

Sus orígenes son un tanto borrosos, pero se considera que pudo haber nacido unos 4000 años a.C., en simultáneo con la creación de la rueda y la silla.

En sus comienzos, según grabados chinos y otros documentos que datan del 525 a.C., la silla contaba con solo tres ruedas y se trataba de un elemento más bien rígido.

Fue recién en el año 1932 que el Ingeniero Harry Jennings diseñó una versión similar a la utilizada en la actualidad. Oriundo de Nueva York, el inventor creó la silla de ruedas plegable y tubular con el objetivo de facilitar la movilidad de su amigo parapléjico Herbert Everest.

Franklin D. Roosevelt con su hija Ruthie Bie y se perro Fala.

En la actualidad, continúa la evolución de las sillas de ruedas. Muchas de ellas son especialmente diseñadas para las diferentes discapacidades, e incluso se han realizado sillas de ruedas de aluminio, otorgando así mayor ligereza y durabilidad.

En casi todas sus variantes, minerales como el acero, el cobre y el aluminio forman parte de la silla de ruedas. Es así que gracias a la minería millones de personas tienen a su alcance una herramienta que les permite superar obstáculos y romper con sus límites de movilidad.

 

Fuente: Breve historia de la silla de ruedas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.