El cobre y energía para un mundo sustentable.

El cobre es un gran aliado en la reducción de consumo de energía. Es de suma importancia ya que se utiliza en casi todas las aplicaciones de conducción de energía eléctrica.
Es un componente esencial en productos y sistemas eléctricos, desde alambres, cables, motores y hasta generadores, transformadores y equipos de protección.

La excelente capacidad del cobre en transportar corriente eléctrica ayuda a reducir el consumo de energía, mejorando el rendimiento de los equipamientos y reduciendo las emisiones de CO2 al medio ambiente.

El uso racional de la electricidad es fundamental para reducir el impacto en el medio ambiente y los costos de producción.

El cobre tiene la mayor conductividad de todos los metales y juega un papel importante en el desarrollo de aplicaciones eléctricas y electrónicas. Es el mejor conductor de electricidad y calor.
Sus propiedades únicas hacen que las instalaciones sean más seguras, eficientes y duraderas.

El cobre se utiliza en las redes de alta, media y baja tensión. También es esencial en motores y transformadores eficientes y se utiliza en una variedad de aplicaciones en las industrias de fabricación, todas las formas de transporte y en el hogar.

El cobre juega un papel importante en el sistema de energías renovables.

El bajo impacto ambiental y sus excelentes propiedades eléctricas y térmicas cumplen perfectamente con las necesidades de energía limpia.

  • Las principales fuentes de energía que requieren cobre son:
  • Eólica (acción del viento);
  • Fotovoltaica (energía solar);
  • Hidráulica (usinas hidroeléctricas); y
  • Biomasa (uso de materia orgánica como fuente de energía).

El cobre está presente en distintos equipos utilizados en instalaciones de generación eléctrica limpia, con los sistemas de puesta a tierra, equipo de protección, cables, motores, generadores, transformadores, componentes eléctricos y electrónicos.

La operación de una turbina eólica de 2MW requiere de 5 a 12 toneladas de cobre.

La energía fotovoltaica es el resultado de la luz solar en electricidad.

En la generación de energía fotovoltaica, una instalación domestica de 2.5kW puede consumir hasta 12 kg de cobre.

Las energías renovables como la eólica y la solar, ayudan a combatir el calentamiento global, ya que reducen la emisión de GEI gases de efecto invernadero.

Las fuentes renovables de energía pueden suministrar la mitad de la demanda mundial de energía en 2050.

En 2016, la energía renovable representó un 18,2% del consumo global de energía.

En 2017 las fuentes de energía limpia recibieron inversiones por USD 280 mil millones de dólares.

El cobre es vital para que los sistemas de energía renovable generen y transmitan la electricidad con la máxima eficiencia y mínimo impacto.

Fuentes: International Copper Association Latin AmericaREN21.

Energía Renovable y Cobre

Uno de los mejores conductores conocidos de electricidad, es el cobre. Juega un papel muy importante en los sistemas de generación de energía renovable.

El bajo impacto ambiental del cobre y sus excelentes propiedades eléctricas y térmicas cumplen perfectamente las necesidades de energía limpia.

El cobre está presente en distintos equipos utilizados en instalaciones de generación eléctrica limpia, como los sistemas de puesta a tierra, equipo de protección, cables, motores, generadores, transformadores, componentes eléctricos y electrónicos.

La operación de una turbina eólica de 2 MW requiere el uso de 5 a 12 toneladas de cobre.

En la generación de energía fotovoltaica, una instalación doméstica de 2,5 kW puede consumir hasta 12 kg de cobre.

La energía eólica y la solar, ayudan a combatir el calentamiento global, ya que reducen la emisión de gases de efecto invernadero (GEI).

Se estima que la energía renovable pueden suministrar la mitad de la demanda mundial de energía de 2050.

En 2015, la energía renovable representaba el 19,2% de la matriz energética mundial.

El cobre es vital para que los sistemas de energía renovable generen y transmitan la electricidad con la máxima eficiencia y el mínimo impacto ambiental.

La minería consume el 60 % de la energía solar fotovoltaica en América Latina

Las operaciones mineras de América Latina utilizan casi el 60% de la producción de energía solar fotovoltaica de la región, según el Dr. Mateo Arnoldus van den Hurk.

La demanda será incremental a medida que las leyes de mineral disminuyen, y por lo tanto la trituración de minería consume más energía.

Las 21 principales instalaciones de energía solar fotovoltaica en América Latina, generan anualmente 2.680 GWh al año, con una potencia de 1.181 MW. Las empresas mineras consumen 1.545 GWh al año.

Las industrias extractivas utilizan actualmente alrededor del 10% de la electricidad mundial para satisfacer sus necesidades de energía. Sin embargo, se estima que para el 2030 requerirán entre el 15% -17%, de acuerdo con CIRCE (Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos).

Las minas gastan más del 50% del consumo eléctrico en el proceso de trituración – un proceso de molienda y trituración de minerales para extraer minerales. Y, como consecuencia de que las leyes de mineral disminuyen con el tiempo, el proceso requerirá mayor consumo de energía, lo cual apunta a la creciente demanda futura.

Se considera probable que la minería sea el prosumidor numero uno de energía renovable, de acuerdo a las estimaciones de trabajo de la Agencia Internacional de Energía Renovable en 2015.

Fuentes:
Renewables4mining.
Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos.

El cobre optimiza el costo de la energía solar

Los sistemas que utilizan los rayos del sol para generar electricidad, no contaminan, ocupan poco espacio y consumen cantidades mínimas de agua.
Durante muchos años se ha utilizado el cobre  para almacenar y distribuir el agua calentada por la energía solar. En la actualidad, las compañías líderes en el sector de la energía solar desarrollando una tecnología que utiliza el cobre para la fabricación de células fotoeléctricas. Este procedimiento pretende que la energía solar sea más abundante y más barata que los sistemas de células de silicio que se utilizan actualmente.

Fuente:

http://www.eurocopper.org/cobre/energia-renovable.html