Yeso desde el Neolítico hasta hoy

El yeso es uno de los materiales más antiguos en el mundo de la construcción. El hombre ha utilizado este mineral para comenzar su sedentarización desde el período Neolítico. Desde la Gran Píramide de Guiza y el Palacio de Cnosos hasta los ostentosos castillos del Renacimiento y el Rococó, el yeso ha estado presente en todas las etapas arquitectónicas de la civilización.
Este mineral no metalífero es un poderoso aislante térmico y acústico, cuyas grandes ventajas son su poder de fraguado, resistencia, adherencia, retención de agua y densidad. Es por esto que el yeso sigue siendo una de las elecciones preferidas a la hora de realizar pequeñas, grandes y medianas construcciones.
Las placas de yeso suelen utilizarse en la fabricación de techos, mientras que los paneles son de gran utilidad para levantar paredes y muros de manera sencilla y de calidad. La mísmisima estructura también necesita de yeso para lograr un cemento resistente y duradero.
Este indispensable mineral, presente en innumerables construcciones a lo largo de la historia y en las más diversas regiones del mundo, está a disposición del hombre gracias a la minería responsable y realizada bajo estándares internacionales.

Fuente: Minería Argentina – Manual del yeso

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.