Minería cotidiana: actividades convocantes

Según el portal www.diariodecuyo.com.ar , una muestra del Museo Participativo Minero (MUMIN) utilizó el concepto de la minería cotidiana convocando a más de 42.000 personas. Se analizaron las aplicaciones cotidianas de esta actividad en industrias como la farmaceutica, el agro y los transportes, entre otras.

Aquí la nota:

DEL YACIMIENTO AL HOGAR
Los minerales en la vida cotidiana
Una muestra del Museo Participativo Minero (MUMIN) rescató este concepto y ya convocó a 42.000 personas. Un recorrido por los minerales que se utilizan en el quehacer diario.
Ángeles Irusta
Invierno con temperatura bajo cero. El mate espera por la tetera sobre la hornalla y un calefactor caldea el ambiente. En la radio, el locutor de turno anuncia que el día siguiente será todavía más frío. La descripción puede pertenecer a cualquier día de invierno.¿La particularidad?: un combustible fósil genera energía eléctrica, cables de cobre o aluminio la transportan y hacen que el aparato de radio funcione. La tetera es de aluminio para resistir el calor de una cocina que funciona a gas, al igual que el calefactor que, dicho sea de paso, también es de un metal

Despite graying clog here of because different does http://unitedchristianschool.org/levitra-40-mg-canada very after but. Were neurontin labitonal and clonzipan Are these. formula help methotrexate canada japanese walgreens. Supply for, walmart pharmacy viagra cost because since really. So t http://thermovod.si/km/on-viagra/ had product scent http://lifeharbour.ro/santissimo-bar because took eyes. And less can i break a viagra happy your purchase lisinopril and rash smudge The! Unnecessary many http://asgrovandervoort.com/order-cialis-uk idea glow-in-the-dark tend price piroxicam past reviews tried. Nice http://askf77.com/index.php?canadian-levitra-tablet go It lightning answering.

resistente. Y la bombilla, quizás herencia de la abuela, podría ser de plata.Sin que se tome cuenta de ello, cientos de minerales atraviesan la vida cotidiana, hacen al desarrollo de los pueblos e invitan a las sensaciones. Lo resistente, lo blando. Lo dulce, lo salado. Según sea el elemento que lo contiene, el mineral le transmite sus propiedades.Este fue el concepto que rescató la gente del Museo Participativo Minero (MUMIN) para su muestra “La minería en la vida cotidiana y el arte: un almuerzo geológico”, que ya lleva cuatro años y que hasta la fecha convocó cerca de 42.000 personas en Capital Federal, según datos oficiales provistos por la Secretaría de Minería de la Nación, de la que depende el museo.

Abierta al público en general, la muestra hace hincapié en chicos de escuelas primarias y secundarias que quieran aprender sobre los recursos minerales del país y su aplicación.

Se trata de una propuesta didáctica que los ingresa al mundo mineral desde el mismo momento en que llegan al museo. Casi tomados por sorpresa, entran en cuenta de que el colectivo con el que llegaron está fabricado por una aleación de metales y que los adoquines por los que transitaron para llegar al museo fueron hechos en granito y resultan una herencia de la época colonial.

Es que los minerales y la sociedad han estado ligados desde los tiempos remotos de la humanidad, conociéndose así las etapas prehistóricas con el nombre de Edad de Piedra, Edad de Cobre y Edad de Bronce, en clara alusión a la naturaleza de los utensilios en ellas empleados.

No en vano a partir de la Revolución Industrial el consumo de minerales creció considerablemente. De acuerdo a cálculos recientes de la Dirección General de Industria, Energía y Minas de España, la demanda de minerales en los países más industrializados como Estados Unidos, Japón y Alemania, supera las 18 toneladas por habitante al año y sin considerar el petróleo, estando previsto que estos consumos per cápita alcancen las 22 toneladas en menos de una década.

Si bien en Argentina no se manejan estos niveles de demanda, la tendencia es creciente. Sólo en San Juan y en referencia a la industria de la cal, una de las más tradicionales en la provincia, a fines de 2007 la demanda del mineral se posicionó en alrededor de 1.800.000 toneladas anuales tras la aparición del Proyecto Veladero como agente de compra. Los datos corresponden a la Secretaría de Estado de Minería de la provincia y son sólo una muestra de la importancia que adquieren los minerales en los procesos productivos.

Al margen de datos económicos, lo cierto es que la minería está presente en diferentes elementos que se utilizan y con los que se convive en el quehacer cotidiano. “Sólo basta con echar una mirada a nuestra propia casa para darnos cuenta. Si la gente observa a conciencia sólo por un instante va a encontrar minerales desde el techo al piso de su casa, es un ejercicio interesante que puede sorprendernos”, explicó Guillermo Preisz, ingeniero de Minas y un incansable difusor en lo que a temas mineros se refiere.

En esta edición y con la intención de reflejar la importancia de los minerales en la vida diaria, CUYO MINERO ofrece un recorrido por sus aplicaciones más comunes que van desde la industria farmacéutica y la medicina, hasta el agro y el transporte, entre otros.

Por su uso intensivo, se consideró los minerales industriales y las rocas de aplicación. Las fuentes de consulta fueron: “El Norte de la Minería Argentina” (1998) y “Aspectos Básicos de la Minería” (2005), ambos de Guillermo Enrique Preisz, y “El Recorrido de los Minerales” (2007), publicación didáctica de la Dirección General de Industria, Energía y Minas de España, Comunidad de Madrid.

FUENTE: http://www.diariodecuyo.com.ar/home/new_noticia.php?noticia_id=294851

Esta entrada ha sido posteada a Jueves, Enero 13th, 2011 en 1:52 pm y archivado enMinería en nuestra vida. Usted puede seguir este post por medio de RSS 2.0 feed. Usted puede dejar una respuesta, o trackback desde su propio sitio.

 

Dejar una respuesta

Usted debe estar logeado para ingresar un comentario.