El ritual de la comida

El momento de comer (sea almuerzo o cena), para muchos trasciende el mero acto de ingerir alimentos. Algunos lo aprovechan para trabajar como un espacio de reunión, otros para estar con sus seres queridos. Se trata de un ritual social donde se conversa, se está en contacto con el otro, y por supuesto, se come.

En el propio hogar o en algún bar o restaurant, utilizamos algunos elementos sin los cuales este ritual no podría llevarse a cabo. Por ejemplo:

1)      platos

2)      tenedores

3)      cuchillos

4)      cucharas

5)      vasos y copas

6)      tazas

7)      botellas

8)      salero

9)      cazuelas

10)   fuentes

11)   servilleteros

12)   ollas y sartenes

13)   cocinas

14)   hornos

15)   extractores de aire

16)   grifos

17)   ¡la comida!

18)   y tantos otros elementos más.

Ahora bien, si en vez de este listado, hacemos la siguiente enumeración, ¿sabrías exactamente de qué estamos hablando?

1)      sílice

2)      cal

3)      litio

4)      borato

5)      carbonato de sodio

6)      feldespato

7)      caolín

8)      sulfato de sodio

9)      potasio

10)   sulfatos

11)   nitrógeno

12)   sulfuros

13)   minerales menores

Estamos haciendo mención a los mismos elementos, sólo que a través de los minerales que los componen, todos ellos derivados de la minería.

¿Imaginarías una comida prescindiendo de todos estos elementos? ¿Por cuáles los reemplazarías? ¿Podrías asegurar que su reemplazo no es también un derivado de la minería? Probablemente también lo sea.

FUENTE: “Industrial Minerals on daily life” by Hal Mc Vey,  Mineral Marketing, Inc.

Esta entrada ha sido posteada a Lunes, Septiembre 13th, 2010 en 9:32 pm y archivado enMinería en nuestra vida. Usted puede seguir este post por medio de RSS 2.0 feed. Usted puede dejar una respuesta, o trackback desde su propio sitio.

 

Dejar una respuesta

Usted debe estar logeado para ingresar un comentario.